lunes, 19 de septiembre de 2016

Compañía incondicional.

Escrito por: Demian Guerrero.

Siempre estuviste ahí en los momentos más duros
En los que me preguntaba si en mi cayó un conjuro.
Siempre  estuviste ahí pese a toda adversidad,
pese a que mi vida se había vuelto una total calamidad.

Siempre estuviste ahí como la luz que se asoma
Que ilumina a esta estática y derrumbada Roma
Que reclama reciclada, desgastada y monocroma
Un aventurado misterioso que devino en un axioma.

Altero tosco o burlesco cierto sentido del discurso,
por disperso que pueda aparentar este cruento giro,
inconexo, diédrico, inexperto además de adverso es este desvarío,
experimental mas convenientemente amétrico han vuelto estos versos el curso... De lo que digo.


Siempre estuviste ahí como una fiel colega
Aunque de esas dejé de tener cuando me rajaron del laburo
Siempre estuviste ahí, cual alma que firme se entrega
A un amor que por situación económica nadie le vería futuro.

Siempre estuviste ahí en la enfermedad y la salud,
Aunque la peste que me agarré me tiene rozando el ataúd,
Y en estos días donde ya no espero más que muerte
Me pregunto, ¿no me habrás traído vos mala suerte?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada